San Antonio visita el hospital

Aquella mañana, Antonio se sentía como un extraño en la calle. Hacía frío. La lluvia que caía iba haciendo barro entre sus manos. Antonio se caló el capucho.

San Antonio visita el hospital

Cuando vio su figura en uno de los regatos se rió de sí mismo porque semejaba un fantasma saltando baches. Al llegar a la escalera del hospital se quitó las sandalias, las golpeó contra el suelo para quitarles el barro y volvió a colocarlas en sus pies fríos y desnudos.

-”¡Buenos días!”. Le saludó la recepcionista del hospital. ¿Es usted el capellán?...
-”No. Pero quiero ver a mis hermanos, los enfermos
”.

Y le abrió la puerta que da a la sala de los enfermos de cáncer. Antonio, casi con reverencia, iba cogiendo entre sus manos las manos de sus hermanos enfermos. 
Lo miraban como se mira a alguien que se quiere llevar el dolor de aquella sala. Unos le sonreían. Otros le decían: “¡Gracias!”. Y llegó ante la figura de un hombre esquelético, con barba, sentado sobre la cama.

Antonio puso su mano en la frente débil y con fiebre de aquel hombre. El enfermo levantó los ojos hacia los de Antonio y le dijo:
-”¡Yo a usted le conozco..! ¡Yo he escrito contra usted y los suyos! ¡Llevo seis meses en este hospital y me estoy muriendo..!”.
-”¡Cálmate, hijo!”.
Le habló Antonio. Y volvió a poner su mano en la frente de aquel hombre.
De pronto, aquel enfermo se levantó. Agarrando la mano de Antonio le dijo:
-“¡Me voy con usted.!”.
-¿Dónde?
-¡Donde usted vaya! El dolor me ha enseñado que solo los que aman van a visitar a los que sufren.

Se levantó, se vistió y se fue a recepción.,
- “Señorita, mañana vengo por el alta. Yo estoy curado”.
-¡Oiga..., pero..!

Y por la escalera donde aún quedaba el barro de las sandalias del Santo…., bajaron los dos -bajo la lluvia-  hacia una vida distinta para aquel hombre con cáncer que  había dicho:
-“Me estoy muriendo”. 

José Martínez de la Torre, OFMCap

Otros contenidos

La Palabra de  Dios

La Palabra de Dios

Fue el Papa Pío XII quien el 16 de enero de 1946, firmó un documento por el cual honraba a San Antonio de Padua con el título de “Doctor Evangélico” de la Iglesia. Con este gesto el Papa quiso resaltar uno de los rasgos más sobresalientes de nuestro Santo ...

Más info
Un revoltijo de sucesos

Un revoltijo de sucesos

Que todo un Dios acuda de la mano de sus padres a cumplir con la ley mosaica de presentarlo en el templo, es de nota. Se hace cuesta arriba llegar a entender ese gesto que denota entrega total a la voluntad del Padre, cuando hoy día a los niños no se les familiariza con la parroquia de su barrio o de su pueblo y si con la tablet y el móvil.

Más info
Señor, haz de mi un instrumento de tu Paz

Señor, haz de mi un instrumento de tu Paz

Hemos abusado de Cruzadas y Guerras santas. El profeta Isaías y san Francisco nos han enseñado a hacer de las espadas arados y de las lanzas podaderas en pro de una producción suficiente de alimentos. La única guerra santa es la guerra contra el hambre y la injusticia.

Más info
¿Cómo oraba Jesús los salmos?

¿Cómo oraba Jesús los salmos?

El temblor sagrado de los Salmos. Los Salmos son área de oración, son escuela de oración, Como “escuela” tienen su teología y su pedagogía: Orar con los Salmos: de maneras diversas, con posturas diversas, con músicas diversas…

Más info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar